Todo lo que necesita saber sobre el mantenimiento de los carritos de golf

El golf es uno de esos deportes que han abrazado la tecnología, por lo que no es de extrañar que los carritos de golf, antes vistos como lentos buggies con forma de caja, sean ahora modernos y estén a la moda, al igual que los TPV que antes tenían una mala reputación similar.

Es normal ver muchos de ellos rondando por un campo de golf, y la gente los disfruta como si fueran una atracción del parque -y de hecho, en cierto modo lo son-. Los carritos de golf modernos tienen hoy en día puertos USB, altavoces de audio y capacidades de Bluetooth, así como asientos cómodos y colores chulos. Así que es justo decir que los carros de golf de hoy en día son una gran inversión para una instalación de golf, al igual que una tienda de golf totalmente abastecida, un campo prístino y bien mantenido, o un servicio completo de comida y bebida.

Al ser una inversión costosa pero rentable, hay que cuidar bien la flota de carros de golf. Por lo tanto, es vital destinar algo de presupuesto al mantenimiento regular para que sigan rodando por el campo de golf. Los detalles específicos pueden variar en función del modelo, la frecuencia de uso y la fuente de energía, pero en general, todos los carros de golf necesitan mantenimiento para:

El motor

Una de las cosas que más contribuyen a la experiencia del campo es la flota de carros de golf de la instalación, que debe proporcionar un servicio de alta calidad a los golfistas. Por lo tanto, debe estar en condiciones impecables, y eso sólo se consigue con el mantenimiento -después de todo, prevenir es mucho más rentable que reparar.

Muchos campos de golf firman un acuerdo de mantenimiento con su proveedor de carros de golf que cubrirá las reparaciones menores y el mantenimiento preventivo regular: al estar todos los carros atendidos, cualquier problema menor puede ser rectificado en poco tiempo. Si no tiene este tipo de contrato, tendrá que contratar a un especialista para que realice estas tareas antes de que un problema menor se convierta en algo tan grande como para dejar su carro fuera de servicio.

Gas

Los carritos de gas que se utilizan regularmente requerirán cambios de aceite, sustitución de bujías y correas y filtros al menos una vez al año. Mientras tanto, debe buscar indicadores de mal funcionamiento como una pequeña fuga, un olor distinto o un ruido inusual y ocuparse de ellos de inmediato, antes de que se conviertan en grandes problemas. Otra cosa que hay que revisar es el embrague del vehículo una vez al año.

Recuerda: un mantenimiento adecuado es el principal paso para evitar costosos gastos de reparación.

Batería

Aunque tanto los carritos eléctricos como los de gas tienen baterías, los carros eléctricos utilizan baterías de ciclo profundo, mientras que la batería de un carro de gas no difiere mucho de la utilizada en un coche. Tienen mucho en común en términos de capacidad, pero sus diseños son bastante diferentes.

La batería de un carrito de gas sólo sirve para alimentar el motor de arranque y encender los accesorios y el propio carro la próxima vez que se utilice. Estas baterías deben mantenerse bien colocadas mientras están en movimiento y limpias de corrosión.

Mientras tanto, la batería de un carro eléctrico es la savia del vehículo. Deberá cargarla en cada uso y comprobar los niveles de agua semanalmente. Utiliza siempre agua destilada para llenar la célula, procurando no sobrepasar el nivel de agua recomendado. Estas baterías están preparadas para ser drenadas y recargadas, una y otra vez, gastando energía al acelerar.

Frenos

La topografía de un campo de golf exige que los carritos que circulan por él tengan unos buenos y fiables frenos. Se trata de un elemento vital para evitar accidentes en los hoyos más accidentados, por lo que hay que revisarlos al menos dos veces al año para garantizar su correcto funcionamiento.

Aunque tenga un contrato para limpiar, ajustar y sustituir los frenos con su proveedor de carritos, hay un par de cosas que puede hacer para prolongar la salud de sus frenos a largo plazo. Por ejemplo, simplemente asegurándose de que los neumáticos están inflados al nivel recomendado por el fabricante puede maximizar la vida de los frenos del carro de golf.

Almacenamiento a largo plazo

Con el fin de la temporada, es necesario encontrar un lugar de almacenamiento a largo plazo para tus carros si va a cerrar hasta el próximo verano. Muchos clubes de golf tienen acuerdos con su proveedor de carros de golf para el almacenamiento fuera de las instalaciones, llevando a cabo durante ese período de tiempo el mantenimiento anual sin impacto en el club o los golfistas.

Si no tienes este tipo de contrato y ya dispones de un lugar para el almacenamiento a largo plazo de sus carros de golf, será una buena idea realizar también el mantenimiento anual, para evitar que pequeños problemas en sus vehículos se conviertan en problemas mayores, costosas facturas de reparación, o incluso carros fuera de servicio.

Los propietarios de carros de golf eléctricos también deben asegurarse de que los niveles de agua de la batería se completen dos semanas antes del almacenamiento. Todos los vehículos eléctricos deben almacenarse a largo plazo con la carga completa, las baterías deben estar desconectadas y los neumáticos llenos de la presión adecuada.

Transporte

Si vas a transportar su carro de golf para el mantenimiento o alguna otra porpoción, necesitan ser colocados en neutro como la manera que deben ser también mientras que están almacenados y seguros de rodar. El interruptor de remolque/marcha debe estar en la posición de remolque.

Guías de mantenimiento

Al adquirir un carro de golf, asegúrese de que se entrega con un manual completo y detallado y una guía de mantenimiento que debe consultarse cada vez que se realice una operación en el vehículo, independientemente de la frecuencia.

Si no tiene un contrato de mantenimiento con el vendedor, seleccione a uno o dos de los más manitas de su plantilla y asegúrese de que estudian los manuales y las guías de mantenimiento a fondo. Ellos serán los gurús del mantenimiento y la conservación de los carros y deberán llevar registros precisos y solucionar cualquier problema menor en el momento oportuno.

Además, asegúrate de que tu personal de mantenimiento mantiene una comunicación eficaz con los representantes del servicio de atención al cliente del proveedor de carros.

Algunas palabras finales sobre el mantenimiento de los carros de golf

No podemos insistir lo suficiente: el mantenimiento es la clave para que su flota de carros de golf siga funcionando durante toda la temporada. Se trata de piezas de maquinaria cara y especializada. Por lo tanto, reparar un problema grave o incluso sustituirlos le va a costar mucho más que ahorrar algo de presupuesto y contratar personal para llevar a cabo las pequeñas puestas a punto que necesitan.

Asiste a la próxima demo en directo

¿Te apetece saber más del software de gestión de campos de golf que está revolucionando el mercado? ¡Asiste a nuestra próxima demo de Golfmanager en directo!

Demo Golfmanager en directo